Seguramente hayas oído hablar de la fibra de carbono y todas las propiedades que tiene, como su resistencia al calor, pero ¿sabes para qué sirve o qué es exactamente esta fibra?

Somos Vestalia, una empresa con sede en Mallorca e Ibiza que ofrece servicios especializados en las Islas Baleares. Contamos con una amplia experiencia en el sector haciendo uso de materiales innovadores para nuestros proyectos. Uno de estos materiales es la fibra de carbono, la cual es conocida por su alta resistencia y durabilidad. Además, la fibra de carbono es un material sostenible y respetuoso con el medio ambiente, lo que lo convierte en una opción ideal para nuestros clientes preocupados por el impacto ambiental.

En este post de Vestalia te contamos todo lo que necesitas saber sobre la fibra de carbono y nuestros proyectos con este material.

¿Qué es la fibra de carbono?

La fibra de carbono es una fibra sintética que se compone de finos filamentos, entre 5 y 10 micrómetros de diámetro, pero en su gran mayoría está construido por carbono. Los filamentos de este material son delgados y están compuestos por átomos de carbono unidos entre sí.

Por lo tanto, este conjunto de filamentos está formado por átomos de carbono, los cuales están dispuestos aleatoriamente y no de forma ordenada. La disposición de los filamentos de la fibra de carbono le confiere una gran resistencia a este material y lo caracteriza con excelentes propiedades mecánicas.

Los procesos de fabricación, alineación, grosor y forma en la que se disponen los filamentos de la fibra de carbono van a definir el comportamiento y las características finales de los tejidos que formen.

Además, la fibra de carbono se utiliza como componente en los materiales compuestos o composites, que generalmente se combinan con plásticos termoestables como la resina epoxi.

Al componerse de una agrupación de miles de filamentos de carbono, la fibra de carbono hace que sus propiedades sean similares a las que tiene el acero. Además, logra incluso una mayor resistencia que la del acero y es igual de ligero que la madera o el plástico, aunque su resistencia al impacto sea superior a la del acero.

¿Para qué sirve la fibra de carbono?

La fibra de carbono es un material muy apreciado en las industrias espacial, aeronáutica y automovilística debido a sus sorprendentes propiedades y su ligereza.

Se utiliza también para reforzar materiales como plásticos reforzados o en la filtración de gases a elevadas temperaturas. Además, la fibra de carbono se obtiene mediante carbonización y actividad física y química de distintos precursores. Se usa sobre todo en el deporte de alta competición, en la industria del transporte y comercialización se realiza en forma de telas o fieltros.

Gracias su relación peso-resistencia y peso-densidad, la fibra de carbono logra ser varias veces más resistentes que los materiales metálicos, y a la vez más ligero y con una mayor tenacidad.

La fibra de carbono como técnica de refuerzo estructural en trabajos verticales es eficaz para superficies que presentan poca homogeneidad y compuestos de elementos estructurales de piedra, ladrillo y tufo. En Vestalia nos encargamos de llevar a cabo refuerzos estructurales con fibras de carbono en trabajos verticales de altura.

Propiedades de la fibra de carbono

Entre las características más relevantes de la fibra de carbono destacan la resistencia, la flexibilidad y la ligereza.

La fibra de carbono permite reducir el peso de algunas piezas que se fabrican, pero al mismo tiempo les otorga rigidez y resistencia mecánica. Se aprovecha su elasticidad y fortaleza ante agentes externos, que le permite conservar su forma ante variaciones de temperaturas más agresivas.

Entre las propiedades de la fibra de carbono destacan:

  • Alta resistencia mecánica: es una propiedad clave para tener en cuenta a la hora de planificar el diseño y fabricación del proyecto en el que se quiera usar la fibra de carbono; porque determinará la resistencia de las piezas a las cargas y fuerzas a las que serán sometidas.
  • Resistencia térmica: su resistencia a las altas temperaturas y su baja expansión térmica hacen que la fibra de carbono pueda soportar temperaturas de hasta 815ºC sin llegar a deformarse. Es resistente a variaciones de temperatura, a la vez que conserva su forma y sus propiedades.
  • Conductividad térmica: es un excelente conductor de electricidad ya que contiene una gran cantidad de átomos de carbono. Estos átomos están dispuestos en una red regular y tienen un alto grado de conductividad eléctrica.
  • Resistencia química: la fibra de carbono no es resistente a todos los productos químicos, pero si lo es a muchos más productos químicos que otros materiales. El grado de resistencia varía según el tipo de fibra de carbono, la matriz y el acabado superficial.
  • Resistencia a la corrosión: es un material no corrosivo y resistente a una amplia gama de productos químicos.

Vestalia, expertos en refuerzos estructurales en Islas Baleares

En Vestalia contamos con más de 20 años de experiencia ofreciendo nuestros servicios de refuerzos estructurales con fibras de carbono en las Islas Baleares.

Los trabajos especiales de refuerzo estructural precisan de los mejores materiales, así como de operarios técnicos altamente cualificados. Ofrecemos servicios de refuerzo estructural a través de materiales de fibra de carbono para la reparación de muros, bóvedas y elementos de albañilería.

Visita nuestra página web y consúltanos cualquier duda que tengas, te asesoramos sin compromiso.